¿Cómo logró Fort Knox mantener cero fallas de motor en 2013?

Gracias al sólido programa de mantenimiento en función del estado técnico (condition based maintenance, o CBM) implementado en Fort Knox, el equipo de mantenimiento no sufrió ninguna falla de motor catastrófica en todo el año 2013.

El equipo de mantenimiento de Fort Knox comenzó a adoptar la filosofía CBM en el año 2012. Esta filosofía incluye poner en práctica un sistema de supervisión del estado de la maquinaria en tiempo real, y capacitar a los empleados mediante pruebas de fiabilidad y pruebas no destructivas de las distintas herramientas y tecnología empleadas para controlar el estado de las máquinas.

Clint Nebeker, (Gerente de Mina, Mantenimiento de equipo móvil) atribuye el éxito del programa CBM de Fort Knox al arduo trabajo del equipo de mantenimiento. “Los trabajos de mantenimiento se hacen de acuerdo a indicadores que muestran si el equipo o componente presenta fallas o no funciona según las especificaciones del fabricante original del equipo (OEM, por sus siglas en inglés). Gracias al seguimiento en tiempo real, el rastreo semanal y el análisis de modos de falla, el equipo ha podido predecir fallas en su etapa inicial.”

Un motor promedio cuesta entre 300,000 y 400,000 dólares estadounidenses (USD), y su reconstrucción puede costar casi el 50% del precio de un motor nuevo. Al eliminar las fallas se generan grandes ahorros relacionados con la reducción de las labores de mantenimiento.

Además de reducir los gastos de mantenimiento, el programa CBM también ha conllevado menos fallas inesperadas de maquinaria y componentes, mayor tiempo útil y mayor previsibilidad sobre el desempeño del equipo.