El departamento de Recursos Humanos de Kinross ofrece una actualización sobre el COVID

Mientras la pandemia del COVID-19 sigue avanzando, nuestro equipo de recursos humanos global quisiera recordar a los empleados acerca de los recursos que tienen a su disposición y consejos útiles para trabajar desde casa.

Durante esta situación difícil, pedimos a los empleados que mantengan una actitud flexible y comprensiva respecto a los cambios que se les pueden exigir en sus rutinas habituales. Animamos a los empleados y a sus gerentes a conectarse en forma regular y mantener una comunicación abierta sobre los cambios y desafíos que las personas y sus familias pueden estar enfrentando. Además, reconocemos que el cambio puede ser difícil, pero con paciencia y perseverancia, nos adaptaremos a la nueva situación.

Si necesitan apoyo adicional durante este tiempo, pueden comunicarse con su equipo de RR. HH. local, quien podrá indicarles recursos útiles, como su programa de asistencia al empleado local y/u otros servicios de salud y afines locales.

Para los grupos que están trabajando desde sus hogares, es importante que los gerentes se conecten con su equipo de manera regular, que analicen prioridades y definan roles y responsabilidades para maximizar la eficiencia mientras trabajan en forma remota.

Adaptarse a trabajar desde casa puede llevar un poco de tiempo. Los siguientes consejos pueden ayudarles a optimizar su experiencia mientras trabajan desde sus hogares:

  • Desarrollen una rutina diaria para mantenerse encaminados y tener una sensación de normalidad. Puede llevarles una semana o más encontrar una nueva “normalidad”.
  • Organicen una estación de trabajo designada; si es posible, busquen un área para una estación de trabajo fija.
  • Incorporen un equilibrio entre el trabajo y la vida; no hay problema si tienen que trabajar fuera de los horarios habituales para atender las necesidades familiares en el hogar.
  • Sean honestos con su gerente acerca de las limitaciones o los desafíos que enfrentan al trabajar desde sus hogares y busquen apoyo para abordarlos.
  • Manténganse conectados con sus colegas: usen videollamadas y llamadas, no solo el correo electrónico.

A modo de recordatorio, manténganse proactivos y alerta para protegerse del virus, lo que incluye lavarse las manos regularmente, evitar tocarse la cara y cubrirse la boca cuando tosan y estornuden. Si experimentan síntomas, comuníquense con su unidad de salud pública local, quédense en casa e informen a sus gerentes.