Mejor historia de minería: El “aporte a la seguridad” de un empleado de 20 años de antigüedad en Paracatu

Paulo Camargos, Técnico Mecánico de Mantenimiento de Planta 1, lleva 20 años trabajando en Paracatu.

El enfoque en la seguridad industrial fue lo que atrajo a Paulo de Kinross y también lo que mantiene el entusiasmo contante que manifiesta por su trabajo en la empresa. El “aporte a la seguridad” de Paulo nos recuerda que, cuando hablamos de salud y seguridad industrial, nada es insignificante:
 

“La seguridad siempre ha sido muy importante en Kinross. Forma parte de nuestra cultura y de nuestras actividades laborales cotidianas. Cada uno de nosotros recibe excelente capacitación y todas las herramientas disponibles para mantenernos seguros.

Recuerdo que, a comienzos de mi carrera, durante un turno en la planta, nuestro gerente nos llevó aparte y nos entregó un puñado de tornillos pequeños. No sabíamos para qué eran. A continuación, nos dijo que los había encontrado tirados por toda la planta, lo que planteaba un grave peligro. Sus observaciones nos conmovieron a todos ese día. Algo tan pequeño y aparentemente insignificante podía marcar una gran diferencia. Nuestro gerente nunca volvió a encontrar piezas tiradas por la planta. Esa observación nos hizo reformular nuestra idea de la seguridad.

Antes de incorporarme a Kinross, trabajé en un lugar donde no se usaban máscaras para soldar, lo que causaba quemaduras en la piel y lesiones oculares. Lamentablemente, esto es más común de lo que se cree. El compromiso con la seguridad industrial es uno de los factores que distinguen a nuestra empresa.

Todos debemos estar conscientes de que nuestras familias esperan que regresemos a casa sanos y salvos al término de la jornada. La seguridad debe convertirse en una rutina tan automática como ponerse el cinturón. Estas son las cosas que marcan la diferencia cuando hablamos sobre la cultura de seguridad, y están presentes en Kinross”.

Paolo Camargos

Con parte del equipo mecánico de Paracatu