Nueva estrategia de mezcla de mineral de Bald Mountain

A mediados de 2016, los equipos de geología y procesamiento de Bald Mountain observaron un cambio: la solución de cianuro se filtraba a través de las pilas de lixiviación con mayor lentitud de la prevista.

“Sometimos en forma regular el mineral a pruebas para determinar el tamaño de partícula a fin de asegurarnos de poder lixiviarla y, de esa forma, constatamos que había una porción considerable de material fino en el mineral nuevo”, señala Isaac Amponsah, Jefe Metalúrgico de Bald Mountain. “Los materiales finos llenan los espacios vacíos entre las rocas e impiden que la solución fluya con tanta rapidez como quisiéramos, lo que puede llegar a retrasar la producción de oro”.

El equipo de Bald Mountain analizó las experiencias de otras operaciones de pilas de lixiviación de Kinross con el propósito de encontrar una solución. Así supieron de un problema similar ocurrido en el tajo Gold Hill de Round Mountain, que fue resuelto mezclando el mineral. El equipo en Bald Mountain consideró que el mismo enfoque podía también solucionar su problema y utilizó el programa “Alcanzando la Excelencia” para evaluar el impacto del proceso de mezcla en la explotación y la economía del sitio; después de ello, tomó la decisión de implementar este enfoque. La implementación de esta solución ha sido un verdadero esfuerzo de equipo.

“Nuestros modelos geológicos nos permiten identificar dónde podemos encontrar material idóneo para mezclar”, comentó Darren Parsons, Geólogo Sénior de Bald Mountain. “Sin embargo, los operadores de palas mecánicas son quienes revisan cada carga que colocan en un camión”.

Darren ha sido una pieza fundamental en la capacitación del equipo de operaciones mineras para identificar los distintos tipos de material y trabajar con los supervisores en terreno para garantizar que este se envíe al destino correcto.

“Los equipos han hecho un excelente trabajo asegurándose de que el proceso de mezcla se lleve a cabo según los planes”, continúa Darren. La estrategia se debe ejecutar a la perfección, puesto que, cada vez que sea posible, se debe evitar el acopio.

“Uno de los desafíos de explotar un yacimiento en bruto de baja ley es que incluso los costos adicionales menores realmente pueden afectar nuestro margen de utilidades”, añade Tom Fedel, Ingeniero en Minas Sénior de Bald Mountain. “Hemos ajustado nuestros planes para la mina a fin de obtener diferentes tipos de material de distintas partes del tajo al mismo tiempo. Después, los mezclamos durante el vaciado en el lixiviador y así evitamos incurrir en costos adicionales”.

El esfuerzo coordinado de múltiples departamentos valió la pena: desde la implementación de la estrategia de mezcla, la velocidad de filtrado a través de los lixiviadores ha mejorado y se mantiene consistente. Además, la estrategia ayudó al equipo del sitio a elaborar proyecciones de producción más precisas.

 

Un ejemplo de mineral que contiene un alto porcentaje de finos (a la izquierda) en comparación con mineral idóneo “sin mezclar” (a la derecha)

Gregory Snow, Geólogo de Generación Dorada de Bald Mountain, inspecciona una muestra de mineral para material fino.