Un programa veterinario patrocinado por Tasiast ayuda a combatir la plaga y la viruela en el ganado

En el calor extremo del desierto del Sahara en Mauritania, donde es difícil cultivar la mayoría de los alimentos, el ganado es el alimento básico más importante en las dietas diarias y la columna vertebral de la economía.

Las comunidades beduinas alrededor de Tasiast dependen de la carne de camello y de cabra, además de la leche y los cueros para su sustento; sin embargo, enfermedades potencialmente fatales como la plaga, la viruela y los parásitos son comunes.

Para ayudar a promover la sanidad animal, Kinross ha creado un programa de salud veterinaria para proporcionar controles médicos a las comunidades remotas que rodean a Tasiast. Las misiones llevan veterinarios locales directamente a los granjeros para brindarles vacunas, forraje y vitaminas. El programa es adicional a la entrega de 900 metros cúbicos de agua por mes a los pozos del área local para que el ganado tenga acceso continuo al agua

“Como la sanidad animal es crítica para la salud y el bienestar económico de la comunidad, este programa es fundamental. Lo aplicamos cada algunos meses y hemos visto mejoras drásticas en los últimos tres años, incluido un aumento en las poblaciones de ganado”, explicó Fabiana Illescas, Gerente de Relaciones Comunitarias Regionales, África.

Desde 2012, 11,000 animales han recibido asistencia médica y ahora, el 95% del ganado ovino y el 40% de los camellos han sido vacunados. La misión veterinaria más reciente terminó a principios de septiembre.

Para garantizar la sostenibilidad a largo plazo, los veterinarios también entrenan a los pastores y dueños de animales para que puedan reconocer los síntomas de enfermedad y administrarles ellos mismos primeros auxilios.

Ahmed Bezeid El Mamy Beyatt, un veterinario del gobierno mauritano, ha podido ver los resultados directos en primera persona. “El impacto es evidente porque estas son poblaciones que dependen de los animales para vivir”.


Seleccionando las vitaminas adecuadas para los animales


El veterinario Alioune Diop realiza un control médico a un camello 


Una cabra recibe una vacuna