Kinross Tasiast sigue prestando apoyo a Project C.U.R.E. con un nuevo programa para combatir la mortalidad infantil

Kinross Tasiast sigue prestando apoyo a Project C.U.R.E. al inaugurar el programa “Helping Babies Breathe” (Ayudamos a los bebés a respirar) en Mauritania. El programa de capacitación enseña a enfermeras y comadronas locales técnicas de resucitación para salvar la vida de los recién nacidos en los primeros minutos críticos después del parto a fin de reducir los índices de mortalidad infantil.

La Organización Mundial de la Salud estima que un millón de bebés fallece cada año por asfixia al nacer.

El taller se realizó en Nouakchott a comienzos de agosto y se capacitó a 24 participantes, principalmente comadronas, de 12 regiones de Mauritania.

Desde el año 2012, Kinross Tasiast patrocina Project C.U.R.E., un proyecto de una ONG estadounidense en Mauritania, mediante el envío de suministros médicos a hospitales locales por un valor de US$2.5 millones. En junio, Kinross amplió su asociación con Project C.U.R.E. para entregar US$7 millones adicionales en donaciones de suministros médicos a Mauritania y Ghana durante los próximos tres años y ello incluye capacitación en el contexto del programa “Helping Babies Breathe”.

“Nuestro compromiso con el pueblo de Mauritania es sincero. Nos dedicamos a ayudar a mejorar las condiciones de vida, especialmente en lo que respecta a la salud y el bienestar de las personas“, señala , Fabiana Illescas, Gerente Regional de Relaciones Comunitarias en África.


Una práctica de técnicas de resucitación durante la capacitación del programa “Helping Babies Breathe”